Tu farmacia en Arucas (Gran Canaria)
Visítanos
Camino del Matadero, 16
Llámanos
928 60 16 01
Escríbenos
info@farmacia-arucas.com
Horario
L-V, 09:00-13:30 / 16:30-20:00

Picaduras de insectos. ¿Qué debemos de hacer?

Con el aumento de las temperaturas se incrementa la población de insectos, y con ello aumenta la probabilidad de que nos pique uno de ellos.

Son más frecuentes y comunes las picaduras de insectos del tipo araña, mosquito, abeja o avispa,y según la circunstancia no suelen significar ningún tipo de peligro importante. Pero desde nuestra farmacia queremos ofrecerte algunos consejos para que sepas cómo actuar, minorando al máximo los posibles riesgos que ello puede acarrear, los cuales estamos seguros resultarán de ayuda.

Picaduras de insectos. ¿Qué debemos de hacer?

Mantener siempre la calma ante la situación que se produce. Así podremos pensar con claridad y actuar correctamente según sea necesario.

  • Identificar el insecto, siempre que sea posible. De este modo podremos describir al médico que nos atiende el tipo de insecto que nos provocó la agresión, haciendo más fácil el trabajo del profesional sanitario.
  • Si el insecto que nos atacó dejó alojado en nuestra piel el aguijón (como por ejemplo las abejas), lo primero que debemos de hacer es retirarlo ya que mientras que permanece en la piel está inoculando su veneno. Podemos valernos de algún elemento plano como del tipo tarjeta de visita, tarjeta de crédito, etc., aunque lo recomendable es unas pinzas. Debemos de hacerlo de forma segura y retirar todo resto del aguijón.
  • Se ha de higienizar muy bien la zona de la picadura.
  • Para ello deberemos de lavar a conciencia con agua y jabón, siendo recomendable aplicar un antiséptico específico posteriormente. Con ello haremos prevención para evitar en la medida de lo posible de que surjan daños más importantes en la zona por propagación de infección.
  • Se puede aplicar un medicamento tópico para aliviar las molestias, siempre que sea necesario, pero este ha de estar siempre indicado por un médico o profesional sanitario.
  • Para calmar la zona se puede aplicar frío local. Para ello podremos utilizar un paño húmedo o también hielo envuelto en un paño, evitando contacto directo con la piel a fin de evitar quemaduras por frío extremo.
  • Hemos de prevenir las infecciones posteriores a la picadura. Se ha de mantener la zona correctamente higienizada y libre de posibles bacterias, utilizando para ello un antiséptico local, jabones anti-bacterias o cremas específicas.
  • Siempre se ha de estar muy atento a posibles síntomas posteriores, tales como: fiebres, mareos, vómitos, desvanecimientos y todo aquello que se pueda entender como fuera de lo común. En estas circunstancias se ha de acudir de forma urgente a un centro médico.