Tu farmacia en Arucas (Gran Canaria)
Visítanos
Camino del Matadero, 16
Llámanos
928 60 16 01
Escríbenos
info@farmacia-arucas.com
Horario
L-V, 09:00-13:30 / 16:30-20:00
El baño del bebé es su momento de relax - Blog - Farmacia Sabater

El baño del bebé es su momento de relax

El baño del bebé es su momento de relax y suele ser una de las grandes dudas que tenemos cuando nace nuestro hijo. ¿Cómo y a qué hora es mejor darle el baño?

Lo cierto es que sobre esta pregunta podéis encontrar una gran cantidad de literatura al respecto, desde que lo mejor es bañarlo por el día, para aprovechar y que esté más despierto, hasta que la práctica más recomendable es hacerlo por la noche, que es cuando va a estar más cómodo y relajado.

 

Es importante entender que el momento del baño, lejos de ser una molestia, se convierta en unos cuantos minutos que tenéis a solas con vuestro hijo. Especialmente en los primeros días de vida, en el que solemos estar rodeados de gente durante los primeros días, el momento del baño quedará reservado para nosotros, como padres. Y es una buena oportunidad para comenzar a establecer una serie de vínculos afectivos con él.

 

Sin embargo, al margen de todo esto, el baño debe de ser un momento que tiene que servir para que nuestro hijo se relaje, esté cómodo, juegue con el agua y juegue con nosotros… En resumen, el baño del bebé debe de ser un momento para él.

 

¿Cuándo debo de bañar a mi hijo?

No hay ninguna hora que sea perfecta para bañarlo. Sin embargo, sí que es importante que intentemos tener un rutina y bañarlo siempre a la misma hora. Sin duda, es una de las primeras costumbres que podemos inculcarle, la rutina del baño. De este modo, nuestro hijo siempre sabrá que tiene un momento reservado para él todos los días.

 

El baño puede ser uno de los mejores momentos para comenzar a conocer a nuestro pequeño. Si vemos que es muy inquieto, quizá lo mejor sea lavarlo por la noche, que estará más cansado. Si, por el contrario, es muy tranquilo, quizá por la mañana sea el mejor momento.

 

No importa cuándo, lo mejor es tener la seguridad de que vamos a poder dedicarle el tiempo que se merece, sin importar la franja horaria en la que estemos.

 

¿Cómo le preparo para el baño?

Lo primero que debemos de asegurar es que el agua tenga la temperatura adecuada para que nuestro hijo disfrute del momento. Hay que tener en cuenta que los niños son muy sensibles y lo que para nosotros puede ser el agua templada, para ellos puede estar demasiado fría o demasiado caliente. Por ello, un termómetro nos ayudará a ver la temperatura. Un baño de entre 22 y 25 grados sería perfecto.

 

Antes de meter a nuestro hijo en la bañera, debemos de asegurarnos que tenemos todo lo que podamos necesitar durante el baño al alcance. Toallas, cremas, jabones… Ya que es uno de los momentos en los que bajo ningún concepto podremos dejarlo solo.

 

Mímalo

El baño será uno de los momento más relajantes para el niño. Tenemos que aprovechar este momento, no solo para asegurarnos de que nuestro hijo quede bien limpio, sino para acariciarlo y darle pequeños masajes con la palma de nuestra mano.

Es importante que prestemos especial atención a los ojos, evitando al máximo que le pueda entrar jabón.

Es la mejor forma de comenzar a mimarlo, de que se sienta cuidado y de que comience a establecerse un vínculo entre el padre, la madre y el hijo.

 

El momento del baño debe de ser un momento reservado exclusivamente para nuestro hijo, para que se relaje, juegue y disfrute. Es importante reservarnos un momento del día para él. Éste será uno de los recuerdos que se queden en la memoria para el resto de nuestras vidas.