Tu farmacia en Arucas (Gran Canaria)
Visítanos
Camino del Matadero, 16
Llámanos
928 60 16 01
Escríbenos
info@farmacia-arucas.com
Horario
L-V, 09:00-13:30 / 16:30-20:00

Picaduras de insectos. ¿Qué debemos de hacer?

Con el aumento de las temperaturas se incrementa la población de insectos, y con ello aumenta la probabilidad de que nos pique uno de ellos.

Son más frecuentes y comunes las picaduras de insectos del tipo araña, mosquito, abeja o avispa,y según la circunstancia no suelen significar ningún tipo de peligro importante. Pero desde nuestra farmacia queremos ofrecerte algunos consejos para que sepas cómo actuar, minorando al máximo los posibles riesgos que ello puede acarrear, los cuales estamos seguros resultarán de ayuda.

Picaduras de insectos. ¿Qué debemos de hacer?

Mantener siempre la calma ante la situación que se produce. Así podremos pensar con claridad y actuar correctamente según sea necesario.

  • Identificar el insecto, siempre que sea posible. De este modo podremos describir al médico que nos atiende el tipo de insecto que nos provocó la agresión, haciendo más fácil el trabajo del profesional sanitario.
  • Si el insecto que nos atacó dejó alojado en nuestra piel el aguijón (como por ejemplo las abejas), lo primero que debemos de hacer es retirarlo ya que mientras que permanece en la piel está inoculando su veneno. Podemos valernos de algún elemento plano como del tipo tarjeta de visita, tarjeta de crédito, etc., aunque lo recomendable es unas pinzas. Debemos de hacerlo de forma segura y retirar todo resto del aguijón.
  • Se ha de higienizar muy bien la zona de la picadura.
  • Para ello deberemos de lavar a conciencia con agua y jabón, siendo recomendable aplicar un antiséptico específico posteriormente. Con ello haremos prevención para evitar en la medida de lo posible de que surjan daños más importantes en la zona por propagación de infección.
  • Se puede aplicar un medicamento tópico para aliviar las molestias, siempre que sea necesario, pero este ha de estar siempre indicado por un médico o profesional sanitario.
  • Para calmar la zona se puede aplicar frío local. Para ello podremos utilizar un paño húmedo o también hielo envuelto en un paño, evitando contacto directo con la piel a fin de evitar quemaduras por frío extremo.
  • Hemos de prevenir las infecciones posteriores a la picadura. Se ha de mantener la zona correctamente higienizada y libre de posibles bacterias, utilizando para ello un antiséptico local, jabones anti-bacterias o cremas específicas.
  • Siempre se ha de estar muy atento a posibles síntomas posteriores, tales como: fiebres, mareos, vómitos, desvanecimientos y todo aquello que se pueda entender como fuera de lo común. En estas circunstancias se ha de acudir de forma urgente a un centro médico.

 

 

 

 

 

 

El primer baño de nuestro bebé

El primer baño del bebé. Un momento placentero.

¡Qué bien! Nuestro bebé va a tomar su primer baño.

Es normal que en este momento te surjan dudas de como se ha de tratar al bebé en su primer baño, pero verás que es muy sencillo.

Te abordarán preguntas como ¿Cuál es la temperatura idónea del agua para el peque? ó ¿Cómo le he de sostener?. Vamos a ver algunos puntos.

Los preparativos

Antes de disponer a meter al agua a tu bebé deberás de tener preparados todos los elementos o artículos necesarios, como por ejemplo:

  • Toalla bien seca y suave
  • Jabón adecuado a su piel
  • Esponja suave
  • Bastoncillos de algodón
  • Algodón
  • Crema hidratante
  • Pañal
  • Crema o pomada contra erosiones en la piel
  • Polvo de talco
  • Colonia especial bebés
  • Cepillo para cabello con cerdas muy suaves
  • Vestimenta según necesidad

 

¿Dónde bañarle?

El primer baño del bebé

Puede ser que el baño lo quieras realizar en la bañera para adultos, pero no es recomendable por los riesgos que puede entrañar por la cantidad de agua necesaria y también al tener al bebé demasiado expuesto a grandes movimientos posibles. Además que tu postura durante el baño se ve totalmente forzada e incómoda, por lo que no podrás disfrutar de este momento tan especial con tu pequeño.

Para el bebé es recomendable utilizar una bañera específica para los más pequeños, la cual te permitirá colocarla en una superficie estable y a tu altura de comodidad. También la bañera puede venir con su propia estructura de patas.

Este tipo de bañera te permitirá poner el agua necesaria y recomendable, que es una altura de unos 5 a 7 centímetros. Este agua ha de tener una temperatura media adecuada, que estaría entre 36,5 ºC y 37,5 ºC. Sin embargo, hay que prestar mucha atención a esto, ya que los bebés son mucho más sensibles a los cambios de temperatura.

El recinto o habitación donde quieras realizar el baño ha de estar aclimatada y evitar en toda medida las corrientes de aire, ya que nuestro pequeño podría constiparse.

¿Cómo practicar el baño?

El baño se ha de realizar de forma cuidadosa pero a la vez firme. Será importante el no alargar excesivamente el tiempo de baño, evitando así que el agua se enfríe provocando malestar al bebé.

  • Sumerge al bebé poquito a poquito en su bañera, utilizando una de tus manos para dar sujección a su cuello y cabeza. Una buena forma es la de pasar tu brazo (si eres diestro/a se recomienda pasar tu antebrazo por su espalda) sujetándole y haciendo que tu brazo resulte un respaldo a su espalda y cuello-cabeza.
  • De vez en cuando toma agua de la bañera con una jarrita o taza de material plástico y vierte el agua en su cuerpo, evitando así que se enfríe.
  • Enjabona con el gel o jabón más adecuado a su piel, con poca cantidad, para evitar que el jabón le reseque su delicada piel.
  • Frota su cuerpo con tu mano, toalla suave o esponja muy suave.
  • Lava su cabeza con suavidad, usando para ello una toalla mojada y con jabón.
  • Lava su cara y ojos con una bolita que hagas con algodón mojado con agua.
  • Si observas en la zona de ojos o nariz alguna secreción que esté reseca, moja por varias veces estas zonas con la toalla mojada para ablandar antes de que procedas a su total limpieza.
  • Pasa al enjuague del pequeño. Utiliza la jarrita de plástico con agua limpia para retirarle todos los restos de jabón que le hayan podido quedar.
  • Saca de la bañera al bebé y llévalo a una superficie firme y cubierta por una toalla seca con capuchita y a ser posible atemperada.
  • Envuelve al pequeño en dicha toalla y cubre su cabeza, frotando de forma suave todo su cuerpo.
  • Observa sus orejas, y procede a su limpieza evitando introducir los bastoncillos en el espacio de su tímpano.

 

Una correcta hidratación. Fundamental

Ahora que tenemos bien seco a nuestro pequeño es importante que le hidratemos su piel de forma adecuada, utilizando para ello alguna de las cremas hidratantes que podrás encontrar en nuestra farmacia.

Las zonas íntimas y donde más rozadura puede llegar a provocar el pañal, son muy importantes.

Las diarreas en el verano

Las diarreas en el verano

Las diarreas en el verano ¿Sabemos como protegernos de ellas?

El verano, una de las estaciones del año más deseada por muchos de nosotros, pero se puede convertir en una época complicada para el estado de nuestra salud por las altas temperaturas que se llegan a alcanzar.

Estas temperaturas llegan a provocar alteraciones en muchos de los alimentos que podemos consumir, y ello desembocar en que nuestro organismo desarrolle la temida diarrea.

¿Qué es la diarrea?

La diarrea se produce cuando nuestra mucosa intestinal pasa a inflamarse, y esto deriva en un aumento de la frecuencia de nuestras deposiciones en forma semi-líquida.

¿Qué dieta puedo seguir si tengo diarrea?

Hemos de alimentarnos siempre con productos no agresivos a nuestro sistema digestivo, como:

  • Yogurt natural (preferentemente sin azúcar)
  • Carnes blancas (pavo, pollo, conejo)
  • Huevo sancochado o tortilla a la francesa
  • Pan blanco (sin semillas ni otros)
  • Frutas del tipo plátano o manzana

¿Qué podemos hacer si estamos sufriendo diarrea?

En cualquier caso y ante la posible duda, acudir lo antes posible al médico para que este pueda valorar el alcance de la situación.

Esencialmente hemos de evitar el llegar a la situación de deshidratación. Para ellos es muy importante consumir agua en cantidad suficiente, a ser posible con algún suero rico en sales minerales y electrolitos.

Y siempre insistimos en que seas valorado por tu médico. No dejes pasar esta situación, dada la importancia que tiene.