Tu farmacia en Arucas (Gran Canaria)
Visítanos
Camino del Matadero, 16
Llámanos
928 60 16 01
Escríbenos
info@farmacia-arucas.com
Horario
L-V, 09:00-13:30 / 16:30-20:00
Quemaduras solares - Prevención

Las quemaduras solares

Las quemaduras solares son muy habituales y nos causan serios daños a nuestra piel, por lo que debemos de tener especial cuidado con ellas.

Hemos de evitar que estas quemaduras se produzcan y el mejor método es el aplicar una correcta prevención con cremas protectoras con factor de fotoprotección.

El consumo excesivo de los rayos solares puede llegar a provocar un envejecimiento prematuro de nuestra piel.

También puede resultar el punto de origen de que se desarrolle un cáncer de piel o melanoma.

¿De qué tipos pueden ser las quemaduras solares?

  • Quemaduras de primer grado.
  • Quemaduras de segundo grado.

¿Cómo reconocer el grado de la quemadura?

  • De primer grado:
    • Las quemaduras de primer grado se caracterizan por una descamación en la parte superficial de la piel, que es la epidermis y se identifican por enrojecimiento, hinchazón y dolor.
  • De segundo grado:
    • Las quemaduras de segundo grado, que son más graves que las anteriores, afectan tanto a la epidermis como a la dermis, que es la capa más profunda.

Estas quemaduras suelen producir ampollas en la piel.

Hemos de destacar la importancia de la prevención, pero en caso de que ya hayáis padecido una quemadura estos consejos os resultarán interesantes:

  • Podemos sumergir la zona quemada en agua fría durante diez minutos.
  • Podemos utilizar apósitos, un paño o una compresa empapada en agua fría y aplicarla sobre la quemadura.
  • Debemos limpiar la quemadura con agua jabonosa, teniendo en cuenta que hay que evitar apretar para no irritar esa piel.
  • Si no hay herida abierta, podemos aplicar algún producto que favorezca la cicatrización y la regeneración.
  • En el caso de que aparezca ampolla, no conviene romperla, porque esa herida se podría infectar.
  • Si se rompe la ampolla, conviene retirar la piel con ayuda de unas pinzas esterilizadas.
  • Y por último, podemos aplicar una gasa que proteja la quemadura y evite que se pegue a la ropa.

Debemos tener presente que los síntomas de las quemaduras solares normalmente son temporales, pero el daño que hemos ocasionado a las células de la piel es permanente.

No te olvides, Prevención y Fotoprotección.

Y recuerda, pregunta siempre a tu farmacéutico de confianza, él te informará sobre esta cuestión o cualquier otra duda que tengas.